La cerámica lleva años siendo uno de los materiales más demandados en el mundo de la construcción y la decoración. Se trata de un material milenario que se ha convertido en un básico del hogar. No es de extrañar, porque presenta una gran cantidad de ventajas. ¡En este artículo te las contamos!

  • Es resistente: aguanta los cambios bruscos de temperatura y los rozamientos. También es muy resistente a la humedad gracias a su baja porosidad, por lo que es ideal para todo tipo de climas. Todo esto repercute en la durabilidad de las baldosas cerámicas, que son una solución perfecta para el diseño de cocinas y baños.
  • Es fácil de limpiar: no necesita un mantenimiento especial. Se pueden utilizar los productos tradicionales de limpieza para repasar las superficies, como paños húmedos o algún detergente.
  • Es ignífuga: es un material que no se quema, que resiste al fuego incluso si está en contacto con las llamas. Tampoco se deforma o se derrite. La cerámica no emite sustancias toxicas ni humos dañinos, por lo que es segura en caso de incendio.
  • Es respetuosa con el medio ambiente: se forma con elementos básicos como tierra, arcilla, agua… por eso es reciclable y reutilizable.
  • Es original: la cerámica da un toque de originalidad y elegancia a las habitaciones. Gracias a la gran variedad de diseños, texturas y colores, puedes utilizar la cerámica en la decoración sea cual sea tu estilo.

Si te gusta el diseño de interiores, también puedes visitar nuestro artículo sobre azulejos en tendencia, para aprender a combinarlos y diseñar tu hogar con los mejores materiales.

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *