Construir o renovar un baño es una inversión en tiempo y dinero. Por tanto, es muy importante planificar y tener claros los colores antes de empezar.

En este blog te damos numerosos ejemplos para ayudarte a planear tu reforma. Si tienes alguna duda o quieres algún estilo en concreto, ¡no dudes en contactar con nosotros!

Blanco:

El color más puro, es un acierto total para el baño. Además, es muy luminoso y hace que el baño parezca una zona más abierta.

Negros o grises:

Para notar un contraste, una buena opción es aplicar detalles en tonos negros o grises oscuros, que aportan mucha calma al ser colores neutros.

Colores terrosos:

Colores como el beige o el marrón son muy acertados también cuando se combinan con el blanco que tanto suele predominar en los baños.

Dorado y plateado:

No es recomendable excederse con los detalles dorados o plateados, pero dar un toque con alguno de estos colores puede aportar mucha elegancia al espacio.

Contrastes coloridos:

Colores más atrevidos pueden aportar un gran contraste para decorar una zona de nuestro baño, como la zona del lavabo o de la ducha, por ejemplo.

Tonos pastel:

Son muy acertados para dar un toque de color un poco menos arriesgado. Transmiten mucha tranquilidad a la zona de aseo.

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *