Si estás pensando en cambiar tu mampara de ducha, o acabas de renovar tu baño y necesitas una nueva, quizás te sea difícil elegir cuál se adapta más a tus necesidades. En este artículo te damos unos consejos para que sientas que has elegido la mejor mampara de ducha para ti. Sin embargo, puedes contactar con nosotros sin compromiso y estudiaremos tu caso, ¡no dudes en llamarnos!

  • Según su material

Las mamparas de ducha más habituales suelen ser de cristal templado, acrílico o acero inoxidable.

La más elegida es la mampara de vidrio o cristal templado, ya que es un material noble, fácil de limpiar y más elegante visualmente. En su caso, las mamparas acrílicas son muy ligeras, pero resultan más difíciles de limpiar y más peligrosas en caso de ruptura. Por último, las de acero inoxidable, suponen un desembolso inicial más alto pero son más resistentes al tiempo (ya que no se dañan con la humedad) y resultan estilosas y modernas.

  • Según su sistema de apertura

En primer lugar, las mamparas fijas son muy fáciles de limpiar ya que no necesitan de rieles ni juntas complicadas. son una buena opción para baños pequeños y estéticamente son modernas y elegantes.

Las mamparas con puerta corredera son una opción muy práctica para baños pequeños, ya que se optimiza el espacio al máximo. Es la opción más elegida por los usuarios. Si eliges esta opción, debes limpiar los rieles habitualmente para que no se acumule la cal.

También existe la opción de colocar una mampara plegable, donde la parte fija de la mampara está sellada con silicona y consigue evitar fugas de agua. Si tu baño es estrecho, deberías plantearte esta opción.

Por último, encontramos las mamparas abatibles (con bisagras). Son muy fáciles de limpiar y además son muy adecuadas para baños grandes, pues necesitan un espacio amplio para abrir la puerta al entrar a la ducha.

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *